Conflictos en el adolescente y conciliación familiar.

La adolescencia es tiempo de cambio y ese cambio genera de forma natural conflictos: en el adolescente, que tiene que gestionar lo que le sucede y (desde su lucha interna) reescribir su forma de relacionarse; y en la familia, en particular en los padres, que tienen más difícil reconducir la situación a una dinámica de conciliación familiar.